Autores

Signo editores Cómics

Mortadelo y Filemón

Guión y Dibujo: Francisco Ibañez

Francisco Ibañez

El genial historietista barcelonés lleva el humor en su adn. No se puede entender la segunda generación de la Escuela Bruguera sin este fascinante autor, al igual que no se puede hablar de Mortadelo y Filemón, 13, rue de Percebe, La familia Trapisonda o Rompetechos sin nombrar al padre de las criaturas.

En el imaginario popular, Ibañez se ensalza como una figura fundamental de las series humorísticas, influencia para numerosos dibujantes posteriores.

Entre sus múltiples reconocimientos descatan la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes (2001), Gran Premio del Salón Internacional del Cómic de Barcelona (1994) o el Premio Haxtur al Autor que Amamos (2000, compartido con Quino).

Texto Introductorio con anécdotas: Antoni Guiral

Antoni Guiral

Crítico, editor y guionista de historietas, Antoni Guiral ha convertido de su pasión una auténtica profesión que llega hasta nuestros días.

Amante de los tebeos desde su infancia, su vinculación durante años a la redacción de historias de género con tinte social y los trabajos por encargo que realizó para diversas agencias le permitieron, a principios de los 90, vivir casi exclusivamente de escribir guiones de cómic.

Entre los distintos proyectos que culminó con éxito se encuentra el encargo de la editorial Signo editores para compilar en una obra exclusiva las historias de dos grandes del cómic español: Mortadelo y Filemón; y El Capitán Trueno.

El Capitan Trueno

Guión: Victor Mora

Victor Mora

No se entiende la carrera profesional de Mora sin nombrar a El Capitán Trueno, al igual que tampoco se puede hablar de la historieta de aventuras sin hacer referencia al genial guionista.

La historia de Mora es la de un matrimonio bien avenido con el mundo del cómic. De su imaginación han surgido otras obras como El cosaco verde o El Jabato o Crónicas del sin nombre.

Entre sus galardones destaca el Premio Haxtur a la “Mejor historia corta” por La Rosa de abisinia y el Premio Víctor Catalá por la novela El café deis homes tristos.

Ricardo Acedo

Ricardo Acedo

El guionista de cómic barcelonés comenzó su andadura profesional en el cine, para más tarde pasarse al guión de series como Skilled Dick Torber o Marga, la hechicera.

Más tarde, fichó por la editorial Bruguera, donde participó en el guión de historietas de Sissi y El Capitán Trueno.

En 1980 impartió clases de guión en el Instituto Tecnológico de Madrid, un brillante profesional del que bebieron generaciones futuras.

Texto introductorios: Antoni Guiral

Antoni Guiral

Crítico, editor y guionista de historietas, Antoni Guiral ha convertido de su pasión una auténtica profesión que llega hasta nuestros días.

Amante de los tebeos desde su infancia, su vinculación durante años a la redacción de historias de género con tinte social y los trabajos por encargo que realizó para diversas agencias le permitieron, a principios de los 90, vivir casi exclusivamente de escribir guiones de cómic.

Entre los distintos proyectos que culminó con éxito se encuentra el encargo de Signo editores para compilar en una obra exclusiva las historias de dos grandes del cómic español: Mortadelo y Filemón; y El Capitán Trueno.

Dibujos de las distintas historietas

Ambrós

Ambrós

No necesita mayor presentación porque su maestría para las ilustraciones es conocida a nivel nacional e internacional, siendo El Capitán Trueno su obra cumbre.

Tras ejercer la docencia y abandonarla tras la Guerra Civil española, sus primeros pinitos con las historietas gráficas llegó de la mano de un tebeo con el que consiguió una oportunidad en la editorial valenciana.

En 1956 y tras conseguir una buena reputación con El jinete fantasma, llegó el encargo más importante, crear la imagen de El Capitán Trueno a partir de la sinopsis de Víctor Mora. Se convierte así en el primer dibujante de esta serie y en el más querido por los seguidores.

El éxito fue creciendo, pero la frenética actividad guiada por el éxito no repercutió en una buena remuneración de su dibujante, quien harto de las imposiciones de la editorial, decidió abandonar la serie tras el número 175.

Martínez Osete

Martínez Osete

Todoterreno es la palabra que mejor define a este dibujante barcelonés que también destacó por su humildad en la profesión.

Osete colaboró en múltiples publicaciones hasta desembarcar en El Capitán Trueno donde se gana el favor de los lectores gracias a su peculiar estilo.

Otras publicaciones en las que podemos encontrar su firma son Mortadelo y Filemón y las revistas La Risa, Pulgarcito, Tío vivo o Zipi y Zape.

Torregrosa

Torregrosa

Trabajó como publicista del programa Escala en Hi-Fi. Más tarde, ficha por la escuela Bruguera donde deja sus dibujos en El Capitán Trueno.

Otra de sus dedicaciones principales fue la adaptación de clásicos literarios para las colecciones Héroes y “Joyas literarias juveniles.

Úbeda

Úbeda

Sus primeros años en el mundo del cómic vinieron de la mano de Orlando, príncipe de las tinieblas.

Sin embargo, sería El Capitán Trueno la obra en la que invertiría la mayor parte de su carrera profesional.

Carrión

Carrión

Su incursión en el mundo laboral se inició en una fábrica de textiles, pero su verdadera pasión siempre se encontró en el mundo del dibujo, en concreto del cómic.

A partir de los años 40 comienza a colaborar con la revista Pulgarcito, El Capitán Trueno. El Jabato o El príncipe errante.

Además, realizó una serie de adaptaciones al cómic de obras de Karl May y Julio Verne.

Amador García

Amador García

Polifacético en el mundo laboral, su oportunidad llegó de la mano de un amigo, quien le animó a presentar sus trabajos artísticos, allá por 1958.

El grueso de su producción le llevó a conocer las esferas internacionales, colaborando con importantes sellos editoriales.

Dibujante sin límites que abarcó géneros como el western, la ciencia ficción o el terror.

En 1982 Ambrós creyó en él, dejando en sus manos el entintado y color de ‘Historia de los cómics de Toutain‘ (1982), de El Capitán Trueno.

Beaumont

Beaumont

Detrás de este seudónimo se encuentra Ángel Julio Gómez de Segura, historietista español que cogió destreza con la tinta en series femeninas.

Buena parte de su bagaje artístico se lo debe a Ambrós, que confió en él para teñir de color las historietas de El Capitán Trueno.

La grave enfermedad que padeció no le impidió continuar con aquello que más le gustaba, regalar a los lectores sus aventuras en forma de historietas.

Ángel Pardo

Ángel Pardo

Leyendas infantiles fueron las primeras historietas que escribió. Su primer gran éxito llegó de la mano de El caballero de las tres cruces.

Fue en 1959 cuando este dibujante burgalés se alzó con la popularidad al colaborar con Ambrosio en El Capitán Trueno, dejando plasmado en algunas de las historietas su talento con los pinceles.

Antes de que la muerte de su madre le hundiera en una depresión, Pardo logró dejar un legado importante en el cómic nacional.

Fuentes Man

Fuentes Man

Bajo este pseudónimo se encontraba Francisco Fuentes Manuel, dibujante Alicantino cuya obra más reconocible es El Capitán Trueno.

Fuentes Man se unió joven al equipo de la editorial Bruguera donde empieza colaborando en El Capitán Trueno para más tarde ocuparse por completo de la serie junto a otros autores.

Sus trabajos internacionales incluyen proyectos en Batman, El Agente Flint o Korak, hijo de Tarzán.

Adolfo Buylla

Adolfo Buylla

Hijo de un diplomático asturiano represaliado vivió parte de su juventud en México y Colombia.

Regresó a España en 1948 consiguiendo la popularidad con la adaptación de la obra Diego Valor. Más tarde, la editorial Bruguera puso en sus manos la continuidad de El Capitán Trueno.

La Gaceta Junior fue su siguiente parada artística, con una serie de historietas, El Superdotado. Fue un español centrado principalmente en los mercados estadounidense y británico.